Filosofía

Pura pasión por esos recuerdos que nos marcaron, escuchando los mejores equipos que uno podía tener en la década del 70 y 80. Esos recuerdos de fiestas, y juntas solo para escuchar buena música con ese espectacular sonido al cual estábamos acostumbrados. No había otro objetivo que ese, disfrutar una experiencia donde el sonido análogo era nuestra musa. Vinilos que llegaron a nuestras manos, para el ritual de poner la aguja sobre sus surcos y escuchar a King Crimson, BTO, Miles Davis, The Beatles, y tantos más… de una forma amable y grabar esos cassettes que deben estar guardados por ahí.

Por eso el recuerdo quiere volver a ser presente, en una época donde lo digital nos domina, donde todo es más fácil, bajar música de internet no cuesta nada, donde acumulamos mp3 por cantidades inimaginables, Gigabytes de música comprimida, la mayoría con una calidad de sonido que nos agota, y que no podríamos escuchar en lo que nos queda de vida. Por eso el volver a traer esta experiencia de calidad análoga es muy relevante para nosotros, ya que nos dimos cuenta que vivirla, es detener el tiempo. Y lo necesitamos, va todo muy rápido.

Disfrutar lo simple de escuchar en un gran equipo Vintage, el mejor vinilo o cassette, que todavía están escondidos en algún lugar de nuestras casas. Solo hay que buscarlos.

Volver a revivir una experiencia que no se repetirá ya que estos equipos ya no se siguen fabricando, con el sello de dedicación, calidad y cariño de esos años, por eso hay que rescatarlos.

Mundo Análogo está en esa vía, el encontrarnos con las cosas simples que nos dan felicidad, placer y generan recuerdos para las nuevas generaciones. El audio y la música tienen esa magia única de dejarnos encantados, y no hay cura para eso.

Saludos amigos

Mundo Análogo. Noviembre 2013.